Siguiendo el camino vocacional

imagen

Entre el 20 y 22 de enero, en la casa juniorato, en la Ciudad de México, recibimos a muchachos de tercero de secundaria y de primero a segundo de bachillerato que manifiestan inquietud vocacional.

La experiencia de la convivencia nos permite que nos conozcamos mejor. Ellos ven de primera mano lo que implica la misión escolapia, y nosotros podemos ir conociendo a los muchachos y sus historias.

El tema de esta ocasión fue la misión escolapia. La reflexión giró en torno a la importancia del carisma que el Espíritu ha confiado a Calasanz.

Momentos

La experiencia vocacional compartida

Conviviendo

con una cascarita

Creando

nuevos rumbos

Compartiendo

y abriendo el corazón

Descubriendo

La voz que resuena en el silencio

Aprendiendo

que la vida tiene un significado mayor

Mensaje del p. Julio Alberto

En el marco del año jubilar el objetivo que nos hemos propuesto es Ampliar el conocimiento del impacto de la misión escolapia. Bajo el lema: educar, anunciar y transformar, los jóvenes han hecho un recorrido reflexivo desde la semilla puesta por Dios en Calasanz para acrecentar su reino y su justicia a través de la educación, hasta construir el árbol que es la actual misión de la Escuela Pía y la familia calasancia que le compone. Todo esto a través de un método que permite construir los significados personales y sociales, partiendo de una mirada crítica de cómo el joven interactúa en diferentes escenarios diseñados para suscitar en ellos la reflexión esperada. Como experiencia significativa, asistimos a los jóvenes que viven debajo de un puente en la estación de metro la Raza de la CDMX, entre otras actividades que compusieron el diseño del retiro.

   Los jóvenes aprendieron a hacer grupo, a convivir, a abrirse a la experiencia de reflexión crítica y a orar por la vocación. Esperamos que este trabajo colabore en la enseñanza-aprendizaje que cada comunidad les brinda para su desarrollo.

Mira la galería completa