La participación del carisma escolapio a través de la catequesis, representa una oportunidad muy bella de hacer presente el Evangelio con los proferidos de las Escuelas Pías, los niños. Los catequistas escolapios que trabajamos con amor, entrega y pasión en los colegios y las parroquias nos reunimos del 8 al 10 de febrero en la Casa de Oración Ldixi Ndaya de la Ciudad de Oaxaca, Oax., para participar del Encuentro-Taller dirigido por el Mtro. Julio Carreón Rosas. Fue un total de 116 participantes.

Al inicio del encuentro los catequistas nos presentamos por presencias escolapias, donde pudimos ir conociendo un poco de las realidades tan ricas y diversas de los centros catequéticos con los que cuenta la provincia. Cabe mencionar las presencias que participaron en el encuentro; Apizaco (Inst. Fray Pedro de Gante), Ocotlán (Inst. Morelos), Puebla (Inst. Carlos Pereyra, Escuela Calasanz de Puebla, Parroquia de San Baltazar), Veracruz (Col. Cristóbal Colón, Escuela Calasanz de Veraacruz, Colegio Calasancio Nuevo Veracruz, Parroquia de la Sagrada Familia, Centro Social Calasanz), Oaxaca (Inst. Carlos Gracida, Parroquia de Ntra. Señora de Consolación), Ciudad de México (Parroquia de Ntra. Sra. de Guadalupe, Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús) y Celaya (Rectoría de Cristo Rey).

En el primer momento de trabajo, nuestro hermano fraterno Mtro. Julio Carreón nos invitó a realizar una pulsera con varios hilos y una medalla, bajo una significativa reflexión.  La dinámica del encuentro se trató de trabajo por “comunidades” que formamos de diferentes lugares y centros de procedencia. Este modo nos permitió conocernos más e ir compartiendo nuestras experiencias, retos, anhelos, fortalezas, debilidades, tropiezos, etc.

El trabajo central del encuentro se fue desarrollando en la toma de conciencia de nuestra labor como catequistas y la planificación eficaz y cualificada de la misma. Toda desde la mirada e identidad escolapia, pues nuestros centros están envueltos por el carisma de José de Calasanz.

Carlos Arturo Guerra Chávez, Sch.P.