Con alegría y gozo la Orden de las Escuelas Pías de México hemos vivido la Profesión Solemne y la Ordenación Diaconal de nuestro hermano Roberto Emmanuel Victoria Díaz de la Misericordia en las instalaciones del Instituto Carlos Pereyra de la Ciudad de Puebla.
 
Primeramente, con una celebración muy emotiva y en un ambiente fraternal y familiar, con la presencia de todos los alumnos del instituto se llevó a cabo el día 29 de noviembre de 2019 la Profesión Solemne. La celebración eucarística fue presidida por el P. Provincial Marco Antonio Véliz Cortés, donde Roberto Emmanuel dio su sí para siempre como religioso escolapio, dedicando su vida a la educación de los niños y de los jóvenes. Se hicieron presentes sus hermanos de comunidad los padres Cristian, Aarón, Luis Ignacio y Juanito, al igual que varios religiosos escolapios de la provincia, algunos juniores, novicios y prenovicios; también le acompañaron sus familiares y amigos. Al finalizar la celebración Roberto Emmanuel dirigió unas bellas palabras de agradecimiento a Dios, a la Escuela Pía, familiares y a sus alumnos.
 
Unos días después, agradecidos con Dios, nuestro hermano Roberto Emmanuel fue ordenado diacono, por manos de Mons. Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla de los Ángeles, el día sábado 21 de diciembre igualmente en las instalaciones del Instituto Carlos Pereyra, lugar donde Roberto Emmanuel trabaja de tiempo completo como profesor de las materias de  Formación Humana y Cristiana y de Español. 
 
Fue una celebración pequeña con la participación de su comunidad religiosa, la presencia del P. Provincial Marco Antonio Véliz Cortés, un par de escolapios de la provincia, así como, sus familiares, amigos, colaboradores del instituto, catequistas de la parroquia de San Baltazar y colaboradores de la misma. Al termino de la celebración Roberto Emmanuel agradeció a los hermanos escolapios presentes por su cercanía y acompañamiento, a sus familiares y amigos por su cariño y oración y a las personas de la parroquia de San Baltazar por haberlo acompañado antes de su ingreso a la Orden y en sus apostolados. 
 
Finalmente, se tuvo una convivencia fraterna entre todos los presentes, para compartir los alimentos en su salón social cercano a la comunidad. Agradecemos a Dios por la vocación dada a nuestro hermano Roberto Emmanuel y lo encomendamos a María, Madre de Dios que lo acompañe y asista en su vida al servicio de la Iglesia, de los niños y de los jóvenes, como diacono. 
 
A mayor gloria de Dios y utilidad del prójimo.
 
Carlos Arturo Guerra Chávez, Sch.P. – Responsable de Comunicación.