Noviciado

Prenoviciado escolapio

Oración

Es realmente necesario ir dejando que Dios hable.

Apostolado

Este año, apoyamos en lo posible a las obras de la casa en Celaya.

Vida común

Aprendemos qué es ser religioso.

l

Estudios

Conocemos más de cerca a Calasanz: su vida y obra; así como el estilo de vida de los escolapios.

Clausura VIII Capítulo Provincial de las Escuelas Pías de México “Vayamos a la otra orilla” Mc 4,35

«La Palabra nos regala la llamada fuerte a centrar la vida en Jesús. Ahora nuestros hermanos laicos participan del carisma por medio de la mediación de niños y jóvenes. Pero la llamada es para todos... la palabra nos enseña que en este camino de la resurrección Jesús...

Tercer día – VIII Capítulo Provincial – Fase de elecciones “Vayamos a la otra orilla” Mc 4,35

Iniciando el tercer día de la jornada capitular, después de la celebración de la eucaristía, durante la primera reunión se tuvo la grata presencia de Mons. Pedro Vázquez Villalobo, Arzobispo de Antequera-Oaxaca, quien dirigió unas palabras a los capitulares: «Amen...

Segundo día – VIII Capítulo Provincial “Vayamos a la otra orilla” Mc 4,35

"Nosotros capitulares hemos visto al Señor... esto para mí sería el gran mensaje del capítulo y lo demás viene por añadidura" así comenzaba el Padre Provincial Emmanuel Suárez durante la homilía de esta mañana. También agradeció a la provincia, a la congregación...

Apertura del VIII Capítulo Provincial

Se inició el VIII Capítulo Provincial de las Escuelas Pías de México, bajo el lema "Vayamos a la otra orilla" (Mc 4,35)Pidiendo la protección de nuestra Madre la Virgen María, el P. General Pedro Aguado Cuesta, presidente del Capítulo, dirigió unas palabras a los...

profundización

prenovicios 2016

Un espacio ad hoc

Uno de los pasillos de la casa noviciado en Celeya. Tanto el lugar, como la comunidad, son importantes para que el clima de silencio, reflexión y oración sea posible.

un año

es el tiempo en que permanecemos en la casa noviciado, en Celaya, Gto.

recoger como concha

decía Calasanz, que para poder regar el “agua” que nos da el Espíritu, es necesario primero “recoger” todo lo posible. Esa es la finalidad de este año.

Al final

hacemos una carta, en la que expresamos nuestro deseo de continuar hacia la siguiente etapa de nuestro andar: el juniorato. Si la congregación provincial así lo determina, somos admitidos a la tercera etapa.

Esto sucede a través de una primera promesa delante del pueblo de Dios, la profesión simple. Es decir, que hacemos voto a Dios de castidad, pobreza y obediencia; y, según ésta, de dedicarnos a la educación de la niñez y de la juventud, principalmente la más pobre. Nuestro compromiso dura un año, con opción para renovarse (pero eso sucede en la siguiente etapa).

Orden de los Clérigos Regulares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías

SIGUIENDO EL SUEÑO DE CALASANZ DESDE 1617